Noticias

50 AÑOS DE LA CONCESIÓN DEL PREMIO NOBEL DE MEDICINA A SEVERO OCHOA

Severo Ochoa publicaba en 1955 el descubrimiento de una enzima capaz de sintetizar RNA en el tubo de ensayo

Fue el 15 de Octubre de 1959 cuando la Academia Sueca anunciaba la concesión del Premio Nobel de Medicia o Fisología a Severo Ochoa y Arthur Kornberg. La síntesis de ácidos nucléicos en el tubo de ensayo alcanzaba el relieve máximo con este galardón. Severo Ochoa que, desde muchos años antes había consolidado su liderazgo en Enzimología, publicaba en 1955 el descubrimiento de una enzima capaz de sintetizar RNA en el tubo de ensayo, la polinucleótido fosforilasa. El corto espacio de tiempo transcurrido hasta al alcanzar el preciado reconocimiento, había sido muy intenso en análisis de la significación de los resultados, a través de publicaciones, seminarios y foros diversos. Igualmente, Kornberg, discípulo y amigo de Ochoa, avanzaba en la síntesis in vitro de DNA. La Biología Molecular estaba  a en la pista para el espectacular despegue que alcanzó en la segunda mitad del siglo pasado.

En la Fundación Carmen y Severo Ochoa recordamos este acontecimiento que está siendo glosado estos días: