Severo Ochoa

Acceso Privado
Usuario
Contraseña
Acceder

Código genético y síntesis de proteínas

En 1960, se encuentra de nuevo
como participante destacado en
el desciframiento del código genético

Severo Ochoa sabe que sigue habiendo vida científica después del Nobel. Pronto, en 1960, se encuentra de nuevo como participante destacado en una nueva serie de descubrimientos científicos tan apasionantes como sus realizaciones anteriores: el desciframiento del código genético, en dura competencia con otros laboratorios de vanguardia. Ochoa sabe que en la Ciencia hay emoción y deslumbramiento, pero también lucha y sana competencia por alcanzar logros significativos antes que otros.

Los conceptos clave que están en la base de la Biología Molecular se consolidan como paradigma que inspira el desarrollo del nuevo conocimiento. España forma ya parte fundamental de su dedicación y compromiso, los círculos científicos y culturales más destacados le reclaman, Carmen nunca desaprovecha la posibilidad de estar entre los suyos. El resto de su vida científica, desde los sesenta a finales de los ochenta, Severo Ochoa continuó desarrollando una notable actividad investigadora en el campo de la síntesis de proteínas, abordando aspectos fundamentales de los mecanismos que dirigen estos procesos, tanto en células procarióticas como eucarióticas.